Áreas funcionales de una empresa ejemplos

Áreas funcionales de una empresa ejemplos

Funciones empresariales

Los directivos son responsables del rendimiento laboral de otras personas.  La gestión implica planificar, organizar, dotar de personal, dirigir y controlar los recursos de una empresa para que pueda alcanzar sus objetivos. Los directivos planifican estableciendo objetivos y desarrollando estrategias para alcanzarlos. Organizan las actividades y los recursos para garantizar el cumplimiento de los objetivos de la empresa. Dotan a la organización de empleados cualificados y los dirigen para que alcancen los objetivos de la organización. Por último, los directivos diseñan controles para evaluar el éxito de los planes y las decisiones y adoptan medidas correctivas cuando es necesario.

Todas las empresas deben convertir los recursos (mano de obra, materiales, dinero, información, etc.) en bienes o servicios. Algunas empresas, como Apple, convierten los recursos en productos tangibles: iPhones, iPods, Macs. Otras, como los hospitales, convierten los recursos en productos intangibles: la atención sanitaria. La persona que diseña y supervisa la transformación de los recursos en bienes o servicios se llama director de operaciones. Esta persona también es responsable de garantizar que los productos sean de alta calidad.

Funciones principales de la empresa

El BusinessDictionary define el término “empresa” como una organización o sistema económico en el que se intercambian bienes y servicios entre sí o por dinero. Dentro de esta organización tienen lugar diferentes procesos que son importantes para que una empresa funcione de forma eficiente y sin problemas.

Estos procesos son llevados a cabo por áreas funcionales de la empresa o lo que también se conoce como “unidades de negocio”. Independientemente del tamaño de la empresa, los departamentos o unidades empresariales se encargan de funciones que tienen un enfoque específico y una trayectoria definitiva.

Si tiene una pequeña empresa, lo más probable es que usted mismo desempeñe las funciones de estos departamentos empresariales, al menos por el momento. Pero a medida que su empresa crezca, tendrá tanto que hacer que querrá delegar diferentes tareas en empleados que pertenezcan a las distintas áreas funcionales de la empresa.

Conocer las diferentes áreas funcionales de la empresa es un conocimiento básico que todo empresario debe tener. Sin estos departamentos empresariales, una empresa no sólo no podrá aplicar sus políticas, sino que tampoco funcionará con éxito.

Áreas de negocio

Parte del crecimiento de una empresa es el despliegue de departamentos separados que funcionan con un enfoque específico y una trayectoria definitiva. Se estructuran en función de determinados requisitos empresariales y estos departamentos variarán en función del tipo de negocio que se practique. Conocer las diferentes áreas funcionales de un negocio es una necesidad básica pero importante para un empresario, especialmente cuando todavía está en la fase de planificación.

Según businessdictionary.com, las “áreas funcionales” se definen como la agrupación de actividades o procesos en función de su necesidad para realizar una o varias tareas. También es un término alternativo para unidad de negocio. Entremos de lleno en la lista:

El recurso humano es el activo más importante de la empresa. El corazón de una organización reside en su gente. Sin las personas, el día a día de una empresa dejaría de funcionar. El éxito de un negocio depende totalmente de las manos de los empleados que trabajan en la empresa. Para alcanzar las metas y objetivos de la empresa, el Departamento de Recursos Humanos de la empresa es responsable de contratar a las personas adecuadas con las habilidades, cualificaciones y experiencia requeridas. Es responsable de determinar el sueldo y los salarios de los diferentes puestos de trabajo en la empresa. También participan en la formación de los empleados para su desarrollo.

Diferentes departamentos de una empresa

Al igual que las diferentes funciones del cuerpo humano son realizadas y reguladas por diferentes órganos, las diferentes funciones de una empresa son realizadas y controladas por diferentes partes de la misma. Una de las razones para separar las operaciones de la empresa en áreas funcionales es permitir que cada una de ellas opere dentro de su área de experiencia, creando así eficiencia y eficacia en toda la empresa. Las áreas funcionales clave de una empresa son las siguientes:

Las operaciones son el lugar donde los insumos (factores de producción) se convierten en productos (bienes y servicios). Las operaciones son como el corazón de una empresa, que bombea bienes y servicios en una cantidad y con una calidad que satisface las necesidades de los clientes. El director de operaciones es responsable de supervisar las operaciones diarias de la empresa, que pueden abarcar desde el pedido de materias primas hasta la programación de los trabajadores para producir bienes tangibles.

El marketing consiste en todo lo que hace una empresa para identificar las necesidades de los clientes y diseñar productos y servicios que satisfagan esas necesidades. La función de marketing también incluye la promoción de bienes y servicios, la determinación de cómo se entregarán los bienes y servicios, y el desarrollo de una estrategia de precios para captar la cuota de mercado sin dejar de ser competitivos. En el entorno empresarial actual, impulsado por la tecnología, el marketing también es responsable de crear y supervisar la presencia de una empresa en Internet (por ejemplo, el sitio web de la empresa, los blogs, las campañas en las redes sociales, etc.). Hoy en día, el marketing en las redes sociales es uno de los sectores de más rápido crecimiento dentro de la función de marketing.